Terapia de pareja

Terapia de parejaEn la Terapia de pareja acompaño a las parejas en conflicto, o que pasan una crisis, a resolver sus diferencias y lograr recuperar una convivencia feliz. Lo principal en terapia es aprender a:

  • Saber escuchar.
  • Ponerse en la piel del otro.
  • Aprender a comunicar lo que sentimos o nos molesta sin herir a la otra persona.
  • Responsabilizarnos de nosotros mismos.
  • Huir de la dependencia emocional.
  • Aprender a discutir, atender y cuidar la relación de pareja.
  • Poner unas bases para volver a ilusionarse.

Todas las parejas tienen que afrontar situaciones que pueden generar conflictos (distribución de tareas domésticas, reacciones emocionales intensas de uno de los miembros, caracteres y gustos distintos, gestión del dinero, contactos con la familia de origen, sexualidad, normas educativas de los hijos, actividades conjuntas, vacaciones, relaciones con amistades, etc.) y, por esto, es normal que haya discusiones. Sin embargo, cómo se resuelvan y si acaban creando un problema grave o no, depende de cada pareja. La terapia de pareja implica seguir un método y ofrecer unas estrategias para que todas esas situaciones no representen algo que enfrente.

La terapia es, por tanto, un recurso más al que las parejas pueden recurrir si así lo desean: bien para recuperar lo que un día perdieron y crecer en la relación sin que sea demasiado tarde para recoger los restos del naufragio; O bien para aceptar y afrontar que la relación ha terminado.

La terapia de pareja sirve tanto para parejas con problemas como para parejas con una buena relación. Es importante acudir a un psicólogo especializado en relaciones de pareja para aprender a comunicarse mejor, prevenir futuros conflictos y tener una relación más armoniosa y duradera, así como fortalecer sus vínculos y conocerse mejor el uno al otro.